¿Qué beneficios tiene la percusión?

Maracatú

Aprender a tocar un instrumento de percusión trae numerosos beneficios a niños y adultos. Sí, adultos también. Siempre se ha fomentado el aprendizaje infantil por su mayor facilidad pero los adultos también podemos aprender, de distinta manera, y con los mismos beneficios que nos aporta dicho aprendizaje.

Pero ¿Cuáles son los principales beneficios de aprender percusión?

 

¡Adiós estrés!

Vivimos en un tiempo en el que todos, en mayor o menor medida vivimos estresados. Incluso nuestros niños cada vez más pronto sienten esa presión del día a día. Por eso mismo debemos buscar actividades tanto infantiles como para los adultos que nos hagan escapar y, sobre todo, hacer gestionar mejor nuestro estrés.

Cuando aprendes música tu pensamiento se aleja de las preocupaciones y el estrés del día a día. Si solo escuchando música nos evadimos de toda esa negatividad, imagina cuando estás concentrado en como poner las manos o en el ritmo que debes hacer.

Además la percusión al ser un tipo de música de impacto (golpe) tiene aún más ese factor desestresante al tener que crear esa música a base de golpes en el instrumento.

 

Más inteligencia

No por tocar un instrumento vas a convertirte en un Albert Einstein, pero sí verás incrementados varios aspectos intelectuales.

Aprender percusión lleva implícito una mejora de la capacidad motrizcreatividad y de la memoria del alumno.

Memorizar patrones rítmicos, crear e improvisar solos de un instrumento y ejercicios técnicos de manos y pies son herramientas que permiten crear, ampliar y descubrir dichas capacidades en el alumno. 

Tocar un instrumento de percusión en grupo hace que, además de integrarte con el conjunto musical, debas escucharte a ti mismo, lo que ayuda a la concentración, al autocontrol y a la conexión con uno mismo.

 

Ejercicio físico

Además de aprender, disfrutar y desestresarte ¡puedes perder peso!

La percusión es una sana forma de realizar ejercicio que ayuda a sentirse mejor con un mismo y con su cuerpo. Una hora de ensayo o clase de un instrumento de percusión puede ahorrarte dinero y tiempo en un gimnasio.

En función del instrumento que se aprenda, como por ejemplo la batería, o instrumentos más específicos de otro tipo de percusión (djembé, caja, surdo, etc) se ejercitarán distintas partes del cuerpo como las piernas, brazos, manos, antebrazos, muñecas, hombros, espalda…

 

Mejor que Twitter o Facebook

La percusión grupal (batucadas, charangas, etc) es una de las mejores actividades sociabilizadoras posibles (mucho mejor que Twitter o Facebook). Compartirás aprendizaje con gente que tendrá las mismas dudas que tú, disfrutarás de los logros (personales y grupales) con tus compañeros, conocerás gente con tus mismas aficiones y gustos de muy distintos lugares, edades y culturas.

 

Terapia musical

Con todas las propiedades que hemos mencionado antes, y muchas más, no es raro tener en cuenta que la música, y la percusión, tienen un claro perfil terapéutico.

De hecho, se llevan a cabo talleres de percusión en multitud  de asociaciones y colectivos de personas con capacidades distintas (autismo, síndrome de down, asperger,…) o en centros psiquiatricos, penitenciarios, o personas que determinados problemas justamente por estos beneficios.

 

En estos  casos, los resultados son sorprendentes y distintos, ya que en función del perfil de los alumnos estos resultados reforzarán o conseguirán logros distintos. Por ejemplo, en el caso de personas con capacidades diferentes, se reforzarán aspectos como la comunicación o la sociabilización; mientras que en pacientes psiquiátricos o en reclusos se fomentarán aspectos como la relajación o el aprendizaje musical.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*